ALGUIEN POR QUIEN LLORAR

“Aprender a hablar cuesta muchos meses. Aprender a amar puede costar años. Ningún ser humano nace con impulsos hostiles o violentos, y nadie se vuelve hostil o violento sin tomarse el tiempo necesario para aprenderlo” 
(Ashey Nontagu, antropólogo)

 

ALGUIEN POR QUIEN LLORAR:

 

Cuando di lectura  a su respuesta del 04 de octubre, refiriéndose aquellos niños, que en forma elegante los denomina el farisaísmo: “niños en situación de la calle”,  y la historia de esa pobre dama si así se le puede llamar, de; “una mujer que siempre estaba pidiendo limosna en la calle principal de su ciudad, esta mujer tenía hijos cada año, ahora muchos de ellos han crecido, unos venden dulces, otros piden dinero, otros trabajan como meseros, y ella es ahora una mujer que baila sola, que es una mujer dejada por la mano de Dios, se ha vuelto loquita, y claro las personas se burlan y abusan de ella, me puse a pensar en los cinturones de miseria de cada ciudad de México, en esos niños que no tienen esperanza de un mañana”.

 

Con sinceridad, le refiero que se nublaron mis ojos y todo lo comencé a ver gris; ese gris fúnebre y tétrico, que me reflejaron el futuro de esta humanidad ignota todavía e indolente. No obstante que soy un hombre entrado en años, curtido en los abetares de la vida se empañaron mis ojos, al  pensar que esa pobre madre, alguna vez también fue niña, amamantada y acariciada por otra mujer, madre que trae la vida al mundo, en su sublime misión de preservarla, como yo la tuve y santiaguito también.

 

Cuando reflexiono sobre la situación de estos niños, a quienes la vida les niega todo, lejos de de disfrutar a un nivel adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social; me hago la interrogante, ¿Por que  y para que se han  creado los estados? Por mis estudios de derecho, he estudiado tanto, sobre la teoría del Estado, los fines que debe cumplir, sobre los principalmente humanitarios siendo su principal prioridad  la conservación y el bienestar de los individuos y en lograr el bien común a través de las instituciones que se desprenden de él. Pero, en la practica, estas declaraciones son mero lirismo; por que los fines y propósitos de esta estructura social, no obstante sus constituciones, la frondosidad de sus leyes El Estado es un ente de cultura, es un ser real constituido por un conjunto de actos humanos enlazados entre sí teleológicamente por encaminarse hacia la consecución del bien común. Además es importante asentar que la Teoría del Estado es una ciencia cultural que estudia el complejo ser que es el Estado, auxiliada por los datos que le proporcionan las ciencias que la auxilian y complementan; partiendo de esos postulados. El nuevo estudio, por ejemplo, que los textos constitucionales de América Latina nos llevarían a la obligada conclusión de que en todos esos países estaría estructurado un régimen político representativo democrático. La observación de las realidades determina la necesaria rectificación de ese pensamiento. El estudio debe penetrar, al margen de los textos constitucionales, en la realidad de la vida de la comunidad; debe posesionarse de todos los elementos que concurran a su formación”.

 

La lucha por la defensa irrestricta de la niñez y los derechos de la mujer, debe ser irrestricta y sin fronteras, por que ellos son nuestro futuro, creando tal vez, tribunales internacionales, alejados de la corrupción y de los intereses políticos y religiosos; esto puede sonar a una lucha idealista y sin futuro, esto me hace recordar al   primer Premio Novel de la Paz se concedió hace un siglo a Henry Dunant y Frédéric Passy, con lo que se honraban dos aspectos diferentes de la lucha contra la guerra: el esfuerzo por limitar el sufrimiento de las víctimas de la guerra mediante la acción humanitaria, en particular con la creación de la Cruz Roja; y el combate contra la guerra misma, o pacifismo. El artículo hace un seguimiento de la historia de la candidatura de Dunant y de la incomodidad que ésta suscitó en Ginebra. En efecto, aunque reconocía los méritos de Henry Dunant por promover la idea de lo que ulteriormente se convertiría en el Movimiento de la Cruz Roja, el CICR, con Gustave Moynier como su Presidente, consideraba que el Comité Internacional mismo debería ser el candidato para el Premio de la Paz. El intento de postular a la institución (y no a la persona de Henry Dunant) no tuvo éxito, como tampoco lo tuvo la candidatura de Moynier al año siguiente. Con todo, el CICR recibió el Premio Novel de la Paz en 1917, en 1944 y, junto con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, en 1963 (el año del centenario de la Cruz Roja).

 

Los premios novel de la paz que se otorgan cada 10 de diciembre de cada año,  mediante un conclave que se reúnen en Estocolmo, Suecia y en Oslo, Noruega, distinguidas personalidades y autoridades de la política, la ciencia y la cultura para discernir y adjudicar los Premios Novel a quienes han hecho la contribución más importante a la paz y a los que más se han destacado en los terrenos de la literatura, la física, la química, la economía y la fisiología o medicina. Los hombres e instituciones agraciados con tal distinción, son portadores de uno de los más altos honores que se conceden en el mundo, y pasan a formar parte de un selecto grupo, al que oficialmente se reconoce como el que ha prestado los mejores servicios a la humanidad. Debería ampliarse al defensor mas destacado de la niñez, ó al benefactor que contribuya mas a la superación de los problemas que agobian a nuestra población infantil.

 

Debe servir de inspiración el refrán Árabe; “Salva a un niño y salvaras al mundo”, ó “Salva una madre y salvaras al mundo” El Mundo va hacia el alumbramiento de una nueva edad  y por eso hay dolor y angustia, hay sangre y sufrimiento. “Pero como en el parto -dice Cristo- la mujer que le llega la hora sufre, pero cuando ha nacido el nuevo hombre ya se olvidó de todos sus dolores”.

 

¡Pasarán estos sufrimientos! La alegría que nos quedará será que en esta hora de parto ya paso, pero para esto tenemos que salvar nuestra niñez, descontaminarla de tanto horror y corrupción igualmente a las madres de familia, que pasan más de la mitad de sus horas, viendo televisión basura., todo eso no lo miremos con demagogia. El Dios de los pobres ha asumido todo eso y le está enseñando al dolor humano el valor redentor, el valor que tiene para redimir al mundo la pobreza, el sufrimiento, pero no lo dejemos sólo,  esto no quiere decir un pasivismo nuestro, a los que estamos  mal adoctrinados y acostumbrados, cuando les decimos: “Es voluntad de Dios que tu seas pobre, marginado y no tienes más esperanza”. ¡Eso no! Pienso que Dios no quiere esa injusticia social; pero, sí, una vez que existe se da como una tremenda aberración y  trasgresión a las leyes universales,  por los opresores, y ricos que botan sin compasión su plata mal habida,  la violencia más grande está en ellos que privan de felicidad a tanto ser humano y que están matando de hambre a tanto desnutrido y esto debe ser perseguido universalmente, cambiando radicalmente el pensamiento, considerando el principio educativo universal de “ Educa un niño y lo salvaras de la cárcel”.

 

Se aproxima Navidad; nos prepararemos Dilbertina, con algo de desprendimiento para estos niños olvidados, yo siempre lo hago calladamente, dentro de mis posibilidades, pero pienso que esta contribución es el mejor regalo para ellos. Cristo fue niño y los  amo profundamente, por que ellos son ángeles. Le preguntaré a Santiaguito que es lo que quiere que le regale en navidad. Con eso me despido. Abrazos para tresyuncuarto.  

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: