QUIEN SIEMBRA ODIO, COSECHA TEMPESTDES

SIEMBRA VIENTOS Y COSECHARAS TEMPESTADES.
ZAPATAZOS CON OPROVIO y TERRIBLE INDIGNACION.
La periodista Cristina Lozada, al parecer de nacionalidad Española, País en donde la gente aprende ha hablar con “Z” por sentirse superiores al puro estilo facista, comenta que, en “El Baghdad Bureau del New York Times” ha alumbrado un término ingenioso para describir la jubilosa acogida que ha dado el mundo árabe al intento de agresión a Bush con unos zapatos. Es la shoedenfreude, derivada de la alemana Schadenfreude que, en breve, significa alegría por el mal ajeno. Raro es que en español no dispongamos de un sustantivo para denominar una patología humana que aquí abunda, pero el idioma no condensa las esencias nacionales, contra lo que creen nuestros nacionalismos. Sin embargo, la dolencia que se ha manifestado en el entusiasmo de la prensa española, y aledaños, ante el acto del periodista iraquí, tiene otros nombres.
Resulta comprensible que entre los árabes y musulmanes se celebre la pendejada con cantares de gesta, y es a la vez indicativo de su grado de relación con la democracia: apenas existente. No se les puede pedir más a quienes no disfrutan de la categoría de ciudadanos en sus propios países y acumulan décadas de eficaz pedagogía del odio dirigida contra Estados Unidos. Difícilmente llegarán a preguntarse por qué no hay “héroes” capaces de arrojar ya no un zapato, sino el clásico tomate, a los poderosos que los rigen con mano de hierro. La posibilidad de una acción así no rondará siquiera sus cabezas, pues se la juegan (la cabeza).
Tales eximentes no son aplicables a los celebrantes de aquí. Si acaso, el de la irracionalidad, ámbito en el que el odio a Bush, última versión de la obsesión antiamericana, se ha hecho fuerte. El caso es que este incidente no se hubiera producido de no existir en Irak algo parecido a la democracia con su libertad de prensa incluida. El señor Zaidi, por tanto, ha podido arrojarle sus zapatos al presidente Bush gracias al presidente Bush. El periodista, a todas luces, no lo sabe, y no lo quieren saber los aclamadores de la hazaña. Pero Bush, sí. No por casualidad, junto a los reflejos físicos de que dio muestra, hizo gala de reflejos democráticos y se tomó el fallido asalto con humor. La salida del iraquí ha sido, en definitiva, un modo grosero de agradecer la libertad”.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net., parece que ignora o no quiere percibir, el concepto de Bush, junior, “hortaliza”, en la America Latina, por apodo cariñoso, probable descendiente de hortelanos, y muy a la española critica, con esa superioridad de matadora de toros en el ruedo, que resulta comprensible la “pendejada” de celebrar con cantares de gesta, la expresión de supino odio, del periodista Zaidi, repito esta periodista es ciega de nacimiento o adolece de la ceguera a la que se refirió el “Salvador”; NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER.

Las travesuras diabólicas de Bush, que han costado millones de viudas inocentes, en el medio Oriente y que provocaran la ira exacerbada de un periodista iraquí le tiró a Bush con sus zapatos mientras que El presidente estadounidense ofrecía una conferencia de prensa junto al premier Nuri Al Maliki, cuando un corresponsal lo atacó gritándole en árabe: “Perro, este es tu beso de despedida”. Arrojar un zapato es considerado todo un insulto en el mundo musulmán. El periodista fue rápidamente retirado por la custodia, que se le abalanzó encima. El hombre continuaba gritando mientras Bush, con una sonrisa, atinó a decir “Estoy OK. Me ha tirado un zapato de talla 10, si quieren saber…”. Y otros comentaban: Genial genial, inofensivo, le tiraron un par de zapatos y no acertaron.
Bush tira bombas cada día y mata a centenares de miles de personas.
Una bromita lo del periodista Iraní al lado de lo que Bush hace en Irán. Bush intenta defender la guerra en Irak como su lucha por la democracia en Irak. Inclusive el primer ministro Al Maliki agradeció su visita y lo llamó un “salvador” de su pueblo al recibirlo en un acto oficial el domingo por la tarde en el aeródromo de Bagdad. El acuerdo prevé que las fuerzas americanas dejen totalmente Irak para el fin del año 2011, y que ya a mediados del 2009 comiencen a ir retirándose de algunas zonas. Cuando Bush, realizó su visita por América Latina, el recibimiento que le propiciaron fue desastrozo, pero no captó el rechazo y odio de su vecindad, tal vez, por el mal asesoramiento de la Condoleza Rice.

Asombra en España que George W. Bush, admitiera cándidamente en una de sus últimas entrevistas como presidente que se equivocó al iniciar la invasión de Irak de 2003 creyendo que Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva (ADM).

Una autocrítica inconcebible en los políticos españoles. Aznar se niega a confesar cualquier equivocación, y Rodríguez Z rechaza con irritación su responsabilidad en el desastroso hundimiento de la economía española.

Esa es una diferencia importante entre el común estadounidense y español: uno acepta sus errores y sabe zaherirse a si mismo, otro quiere parecer infalible, desdeñoso hidalgo, y fantasma solemne y dramático. El país que en pleno siglo XX, tuvo que buscarse un Rey, el de la frase famosa; “callate Ya”. Pero este país, que ha sembrado la América Latina con sus telefonitos, bancos y casas de juegos, no eseña otra forma de ganarse la vida, continua con la explotación, hábilmente pergeñada con su hablar con “Z” y seguir sacrificando toros en las plazas, para saciar su sed de sangre. Recibiré críticas de la señora española Cristina Lozada, por mi español mal redactado; pero yo soy la mitad Inka. Quechuahablente, y la otra mitad, por desgracia español del habla con “Z”. NADA QUE HACER. SIEMBRA VIENTOS Y COSECHARAS TEMPESTADES, El presidente Bush, a través de terceros, porque mientras el y otros miembros de su partido se presentan ante los votantes hispanos como “ANGELES GUARDIANES DE LA DEMOCRACIA…mientras el resto de ellos con la complicidad de gobiernos llocales haciendo uso de sus propias autoridades, llevan a cabo a nivel nacional, la campana mas odiosa Y CORRUPTA en contra del pueblo trabajador hispano. Nerón, Hitler, Franco, Pinochet, Fujimori, Napoleón, Estalín, Bush, y cientos más por desgracia, sembradores de vientos por excelencia. La cosecha se ha visto ó se verá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: