Encubrimiento y complicidad manifiestas

SE LE DESPEJO Y ACLARO LA MENTE
COMPLICIDAD MANIFIESTA Y ENCUBRIDORA:
Han tenido que pasar 20 años de los horrendos crímenes de Cayara y Lucanamarca, así como los del Frontón, sen referidos durante la audiencia de Juzgamiento por Fujimori, exigiendo paridad en la contemplación de su caso.
Los hechos
Como parte del “Operativo Persecución”, el 14 de mayo de 1988, tropas del Ejército ingresaron al pueblo de Cayara, provincia cercana a Erusco, alrededor de las 9 de la mañana. Después de asesinar al primer poblador que encontraron, detuvieron a los hombres que presenciaron el hecho desde la iglesia local para después asesinarlos también. Mientras tanto, los demás efectivos saqueaban las tiendas y domicilios de los comuneros y luego las quemaron.

Posteriormente reunieron a la población en la plaza principal y esperaron a los hombres que realizaban labores de cosecha en el campo. Separaron a los comuneros en dos grupos, varones y mujeres, y obligaron a los primeros a echarse al suelo para después torturarlos y matarlos en presencia de las mujeres y niños.
Al mes siguiente, efectivos del Ejército regresaron a Cayara para secuestrar a Guzmán Bautista Palomino, Gregorio Ipurre Ramos, Humberto Ipurre, Benigna Palomino de Ipurre y Catalina Ramos Palomino. Los dos primeros eran testigos de la masacre ocurrida el 14 de mayo pasado y los otros tres eran padre, madre y hermana del detenido Ipurre. Guzmán Bautista habría hablado con las delegaciones de parlamentarios y con la revista Caretas acerca de lo ocurrido en Cayara.

Después de hacerse pública la matanza de Cayara, el presidente Alan García mostró abiertamente su respaldo a las Fuerzas Armadas por la lucha contrasubversiva que venía ejecutando a nivel nacional.
Testimonio de Sosa Saavedra- El encargado de empezar el interrogatorio fue el representante del Ministerio Público Avelino Guillén; entre lo más resaltante dicho por el testigo de oficio (presentado y llamado por el mismo Tribunal), se encuentra:

Crímenes desde 1983.-
Sosa Saavedra narró que desde 1983, año del segundo gobierno de Fernando Belaúnde Terry (1980 – 1985), se desempeñó como Agente Operativo de Inteligencia (AIO) en el departamento de Ayacucho. Señaló también que con él trabajaron Hugo Coral Goycochea, Ángel Sauñi Pomaya, Nelson Carvajal García, Julio Chuqui Aguirre y Ángel Pino Díaz; todos ellos formarían después el Destacamento Militar Colina.
Misteriosamente, y ahora que el Japonés Fujimori se ve con la soga en el cuello, SE LE REFRESCA LA MEMERIA, en su perorata de defensa exige que se le del el mismo tajamiento que dieron al expresidentes Belaúnde Terry y Alan García, actual presidente del Perú.
Si el tuvo pleno conocimiento de esto hechos, mas no así de los cometidos por el Grupo Colina, POR QUE NO LOS DENUNCIO EN SU PORTUNIDAD, DURANTE EL DECENATO DE SU DICTADURA y ahora los esgrime, chantagistamente para conseguir su impunidad. Resulta entonces, evidente su complicidad y encubrimiento en estos hechos y el COMPLICE Y ENCUBRIDOR , según nuestra legislación, tiene la misma pena que el autor directo. DOBLE DELITO Y PESIMO ASESORAMIENTO DE SU DEFENSOR.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: