LOS BANCOS

SON LOS CULPABLES DEL DESASTRE ECONOMICO DEL MUNDO.

Premeditadamente en el Perú, han puesto al dólar en un límite intolerable de bajada, 2.69 soles por dólar y después sin duda lo van a elevar hasta el cielo. Así quiebran la economía de los países con economías ficticias e inestables. Quizás en su primer gobierno Alan tuvo una visión futurista, cuando intento la estatización de la Banca. Se ha llegado incluso a sostener que fue precisamente ello lo que esgrimió como excusa para anunciar la estatización del sistema bancario, financiero y de seguros en el discurso presidencial del 28 de julio de 1987. Pretensión que pese a no concretarse finalmente, por alegaciones judiciales que los empresarios supieron exponer y que el Estado respetó, no dejó de ser el detonante de la caída de la especie de castillo de naipes en que se había convertido la economía peruana. Y los acercamientos que personajes del Gobierno inician hacia 1989 en torno a entes internacionales, indican no obstante que se empezó a ser conscientes de las gravedad de la situación propiciada, y que el Perú no podía seguir al margen del sistema económico y financiero mundial; máxime si la región en particular y el mundo en general, empezaba a vivir un período de apertura y expansión económica y comercial, que ha ido conociéndose como globalización. Sus intenciones fueron buenas, futuristas, ante una Banca corrupta, sin escrúpulos y considerada como la primer mafía del Mundo. Quien puede contra ellos?, aseguradores de todo el, dinero sucio de la corrupción Mundial; a la cabeza del narcotráfico, de los carfteles de Rusia, Colombia, Perú dentro de otros estados; de los gobiernos corruptos como Fujimori-Montesinos. Contratan los mejores sicarios del Mundo. Ante sus decisiones contrarias, nadie está libre. Pero que paso con estas intenciones, que fue su Waterloo. Estas buenas intenciones estuvieron teñidas de corrupción. Eso paso con los dólares Muc de la primera gestión Aprista.. Un mecanismo de subsidio del primer Gobierno del partido fundado por don Víctor R. Haya de la Torre, consistente en la compra por parte del Estado de dólares a precio normal; los cuales eran luego vendidos subsidiados a un precio menor a empresarios nacionales, para destinarlo a inversiones que generen empleo y crecimiento. Indudablemente esta operación no era de cortesía, sino con grandes prebendas y coimas…

No habiendo, en general, dicho cometido sido a la postre cumplido, degeneró en un círculo vicioso que tendió a favorecer grandemente a empresarios locales que lograron acceder a ellos; incluyendo a algunos de los aludidos y también denominados “doce apóstoles de Alan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: