QUO VADIS HOMUS SAPIENS?

QUO VADIS HOMO SAPIENS?
A MI HERMANO CARLOS RAFAEL QUE PARTIO AL MAS ALLA, HACE POCO
La traducción literal de esta frase es: « ¿a dónde vas?». Dicha expresión alude a las palabras «Quo Vadis, Domine?» («¿A dónde vas, Señor?») que, según la leyenda y la tradición, fueron pronunciadas por el apóstol Pedro mientras huía de Roma para ponerse a salvo de la persecución de los cristianos por orden del emperador Nerón. Ante la pregunta, Jesús responde: «Voy a ser crucificado en Roma por segunda vez porque mis propios discípulos me abandonan». Avergonzado de su cobardía, Pedro regresa a Roma para afrontar su destino: el martirio.
Podría efectuarse esta interrogante, generalizando al hombre pensante, que se siente desconcertado, frente a su destino, el destino de su familia i de la sociedad, ante unan un futuro desconocido que se dirigiré inexorablemente a la inmolación del hijo del Supremo, en una de las formas más cruentas y feroces inventadas por el hombre pensante, que era la crucifixión. Tal vez sea así, porque nadie se escapa de subir ese calvario de dolor las cruentas caídas del alma, a las que se refirió el poeta Peruano César Vallejos, y de dirigirse en su agonía de la muerte, al lugar a donde todos tenemos que ir, como lo refirió en sus últimos momentos el profeta David.
Perro surge la interrogante, entonces para que fuimos creados? Para arribar al final a una crucifixión de la que ningún humano se escapa? No hallo la respuesta que me satisfaga. Recurro a la Biblia y el Sagrado Libro habla de la muerte como un sueño, se refiere a resurrecciones, el alma y el espíritu en la muerte, y la inmortalidad. UN SUEÑO: En Juan 11:11-14 Jesús compara la muerte con un sueño. “Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; más voy para despertarle. Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará. Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño. Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto.” La Biblia compara la muerte con un sueño más de 50 veces.
Esto me conforma, crea la esperanza del despertar en el más allá, pero este periodo de prueba, al que el Supremo nos somete a cada instante, es tan duro de soportar, que siente uno una desesperanza inconsolable. Porque digo esto? Abrí mi caja de Pandora o el libro del bien y del mal, como lo llamo a mi computadora, y encontré un editorial del Novel de Literatura, a todo orgullo paisano, donde el tema está referido Carnicero, Bestia y otros apodos igual de feroces no bastan, sin embargo, para describir a cabalidad la vertiginosa crueldad de esa encarnación del mal en que se convirtió Reinhard Heydrich a medida que escalaba posiciones en las fuerzas de choque refiere Mario, del nazismo, hasta llegar a ser nombrado por Hitler el Protector de las provincias anexadas al Reich de Bohemia y Moravia. Era hijo de un pasable compositor y recibió una buena educación, en un colegio de niños bien donde sus compañeros lo atormentaban acusándolo de ser judío, acusación que estropeó luego su carrera en la Marina de Guerra. Tal vez su precoz incorporación a las SS, cuando este cuerpo de élite del nazismo estaba apenas constituyéndose, fue la manera que utilizó para poner fin a esa sospecha que ponía en duda su pureza aria y que hubiera podido arruinar su futuro político. Fue gracias a su talento organizador y su absoluta falta de escrúpulos que las SS pasaron a ser la maquinaria más efectiva para la implantación del régimen nazi en toda la sociedad alemana, la fuerza de choque que destrozaba los comercios judíos, asesinaba disidentes y críticos, sembraba el terror en sindicatos independientes o fuerzas políticas insumisas, y, comenzada la guerra, la punta de lanza de la estrategia de sujeción y exterminación de las razas inferiores.
En la célebre conferencia de Wannsee, del 20 de enero de 1942, fue Heydrich, secundado por Eichmann, quien presentó, con lujo de detalles, el proyecto de Solución Final, es decir, de industrializar el genocidio judío -la liquidación de 11 millones de personas- utilizando técnicas modernas como las cámaras de gas, en vez de continuar con la liquidación a balazos y por pequeños grupos, lo que, según explicó, extenuaba física y psicológicamente a sus Einsatzgruppen. Cuentan que cuando Himmler asistió por primera vez a las operaciones de exterminio masivo de hombres, mujeres y niños, la impresión fue tan grande que se desmayó. Heydrich estaba vacunado contra esas debilidades: él asistía a los asesinatos colectivos con papel y lápiz a la mano, tomando nota de aquello que podía ser perfeccionado en número de víctimas, rapidez en la matanza o en la pulverización de los restos. Era frío, elegante, buen marido y buen padre, ávido de honores y de bienes materiales, y, a los pocos meses de asumir su protectorado, se jactaba de haber limpiado Checoslovaquia de saboteadores y resistentes y de haber empezado ya la germanización acelerada de checos y eslovacos. Hitler, feliz, lo llamaba a Berlín con frecuencia para coloquios privados.
Las páginas que Binet dedica a narrar el atentado, lo que ocurre después, la cacería enloquecida de los autores por una jauría que asesina, tortura y deporta a miles de inocentes, son de una gran maestría literaria. El lenguaje limpio, transparente, que evita toda truculencia, que parece desaparecer detrás de lo que narra, ejerce una impresión hipnótica sobre el lector, quien se siente trasladado en el espacio y en el tiempo al lugar de los hechos narrados, deslizado literalmente en la intimidad incandescente de los dos jóvenes que esperan la llegada del coche descapotable de su víctima, los imprevistos de último minuto que alteran sus planes, el revólver que se encasquilla, la bomba que hace saltar solo parte del coche, la persecución por el chófer. Todos los pormenores tienen tanta fuerza persuasiva que quedan grabados de manera indeleble en la memoria del lector.
La muerte de Heydrich desencadenó represalias indescriptibles, como el exterminio de toda la población de Lídice, y torturas y matanzas de centenares de familias eslovacas y checas. Pero, también, mostró al mundo lo que, todavía en 1942, muchos se negaban a admitir: la verdadera naturaleza sanguinaria y la inhumanidad esencial del nazismo. En Checoslovaquia misma, pese al horror que se vivió en las semanas y meses siguientes a la Operación Antropoide, la muerte de Heydrich mantuvo viva la convicción de que, pese a todo su poderío, el Tercer Reich no era invencible.
Un buen libro, como este, perdura en la conciencia, y es un gusanito que no nos da sosiego con esas preguntas inquietantes: ¿cómo fue posible que existiera una inmundicia humana de la catadura de un Reinhard Heydrich? ¿Cómo fue posible el régimen en que individuos como él podían prosperar, alcanzar las más altas posiciones, convertirse en amos absolutos de millones de personas? ¿Qué debemos hacer para que una ignominia semejante no vuelva a repetirse?….
Esto es en síntesis el artículo de Mario, narrado con un estilo literalmente bello y con mucho talento, digno de un premio nobel.
Este artículo, despertó mi curiosidad provinciana sobre otros casos de perversidad humana y me encontré con la sorpresa de lo que los peruanos no saben o no quieren saber, es que la mayoría de los nazis que huyeron a Sudamérica ayudados por el Vaticano (no se olviden del Concordado entre el Papa y Hitler), USA y las autoridades alemanas, se han encargado de difundir leyendas antisemíticas, relativizando el genocidio practicado por ellos. Auschwitz no es único. Se ha repetido y se repite constantemente en el mundo, a vista y paciencia de las personas y gobiernos que se auto clasifican como civilizados y demócratas .Un ejemplo es lo que ocurre en la llamada Guerra contra el Terror organizada bajo la bases de mentiras e intereses colonialistas de poder por Bush y Cheney,
Otros casos de increíble y vergüenza humanas, fueros ingleses, crearon campos de concentraciones donde pusieron a los familiares, padres, esposas e hijos, de sus enemigos los Boers, .no los alimentaban, para que los gritos desgarradores se escuchasen a través de los valles y así los guerrilleros se entregasen para evitar el sufrimiento de sus familias. Gracias a este método los ingleses lograron vencer a los Boers.
Los turcos practicaron el genocidio Armenio antes y después de la Primera Guerra Mundial, donde más de dos millones de Armenios fueron asesinados, incluyendo mujeres, ancianos y criaturas (
Los japoneses invadieron China (1931-1945) y se dedicaron a exterminar la raza China a través de fusilamientos masivos y/ó experimentos científicos, tal como el triste caso de la Unidad 731, que practicaban operaciones quirúrgicas sin anestesia en hombres, mujeres embarazadas y criaturas.
También está el saqueo de la ciudad de Nankin donde fueron asesinados cerca de un cuarto de millón de chinos. En total, los japoneses asesinaron más de 12 millones de chinos. ¿Quién llora por ellos? Ó no son seres humanos.
El rey Leopoldo de Bélgica (1890-1909), tristemente conocido como El Carnicero del Congo Gracias a sus órdenes se mutilaba (cortando las manos y los pies) a miles de criaturas, con machetes delante de los padres, cuando los padres no producían sus quotas en la extracción de caucho para la industria de Bélgica.
Ni hablar del genocidio contra los indígenas de nuestro continente perpetrado por los españoles y anglos sajones, más de 10 millones de seres humanos fueron exterminados. Las minas de Potosí no es sino uno de los tantos ejemplos de tal barbarie.
Para aquellos que deseen ver una película alemana sobre el genocidio judío,
Es necesario ver la película, el título es Babij-Jar (Baby Yar), un lugar que se encuentra muy cerca de la ciudad de Kiev en Ucrania. Como podrán ver no solamente los alemanes y austriacos asesinaban a los judíos, también lo hicieron los franceses, polacos, cranianos y lituanos.
Mario VLL. Habré discrepado políticamente con tu persona, pero doy gracias al Supremo y admiro tu preocupación por esta humanidad, que no sabemos dónde se dirige con tanta atrocidad y sin duda te habrás hecho la interrogante, QUO VADIS HOMO SAPIENS?
Y para ti Carlitos (Chali), a veces pienso que estas en una dimensión muy superior, en donde no contemplas tanta crueldad de aquellos que se califican como los reyes de la creación. DESCANSA EN PAZ.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: