MANZANA DIGITAL MORDIDA, RETORNO AL PARAISO?
Steve Jobs, de origen Sirio, no se libró del destino y emprendió el viaje, a donde todos tenemos que ir, como diría el profeta David, víspera de su fallecimiento, no obstante de haber crecido al compás del grateful Dead, Dandy Cibernético, concibió Apple, al modo de un espejo , una reflectora superficie para viajar al interior de sí mismo, como dice Juan Villorio: pero yo tendría que agregar, ya no simplemente Apple, sino de todas estas maquinitas cibernéticas, que Apple lo ha representado como una manzanita mordida, posiblemente la idea que inspiró al logotipo de este sistema , fue la de un árbol de manzanas manzana, cultivada en una llanura de horticultores en el Silicon Valley, que sería una tierra prometida como la que prometió Moisés , la creatividad ajena contribuyó a su mesianismo.: Mac II, iPhone, iTunes, Pixar, iPad. La computación, el cine de dibujos animados, la telefonía y la música cambiaron para siempre. Con influencias definitivas en las tres edades del ser humano. Durante 11 años hizo su travesía en el desierto de conocimientos humanos, con miles de teorías y leyes. Al presentar el iPhone, dijo que había creado una pantalla para la máxima herramienta del ser humano: el dedo.
Todo gurú depende de las palabras y Jobs inventó un género retórico: la presentación de productos como obra de arte. Vestido con el hábito del millonario alternativo (zapatos tenis, jeans, jersey negro), transformaba el lanzamiento de un aparato en una anunciación. El público ovacionaba de pie el advenimiento de cada talismán. Su cruzada se apoyó en los códigos de la cultura pop…
Según Jobs, Apple representaba la libertad. Muchos años después, Jobs repitió el anuncio. En esta ocasión él aparecía como tirano. La imagen estallaba para anunciar iPad. El visionario se daba el lujo de revolucionarse a sí mismo., Su pensamiento mesiánico hizo que compara Apple con Picasso, Gandhi y Martin Luther King. Jobs fue el contradictorio budista que se servía el trabajo infantil en China. Tom Junot señaló que el jerarca de Silicon Valley no buscaba la utopía: “Nunca lo impulsó la visión de un mundo mejor sino la visión de sí mismo como aquel cuyas decisiones guían al mundo”. Mona Simpson, hermana biológica de Jobs, escribió una novela que acaso explique su incansable búsqueda: El padre perdido. Durante 56 años, el máximo impulsor de la cultura digital anheló un fruto prohibido.
Tal vez la usencia de su padre biológico, ese orgullo oculto que lo impulso a una constante superación con visos de revancha oculta, como el mismo lo reveló en varias ocasiones, él fue un hijo adoptado, su padre biológico nunca convivió con él. El exitoso Steve Jobs, co fundador de Apple y quien recientemente ha muerto de cáncer, aseguró que su contacto fue breve, únicamente para desearle un ‘Feliz cumpleaños’ y en tiempo reciente notas sobre su estado de salud ‘Espero que te mejores’. Abdulfattah “John” Jandali es el nombre del padre del hombre que ha abandonado el mundo, el gurú de la tecnología y el también llamado genio de genios, Steve Jobs. La triste historia del hombre al estilo novelesco, se extiende también a otra hija que ha triunfado en el ramo de la literatura. “No puedo atribuirme el éxito de mis hijos”, dijo Jandali, padre de la célebre novelista Mona Simpson. Cuando Jobs fue dado en adopción era apenas un bebé y casi no tenía contacto con él, ‘la relación con Mona también es tensa’. Los amigos cercanos de Jandali aseguran que el distanciamiento con sus hijos ha sido una fuente de enorme tristeza en los últimos años. Al enigmático es que el padre de Jobs, mantuviera en secreto su famosa descendencia incluso a sus allegados más cercanos, tal vez por miedo a ser percibido como alguien que quisiera aprovecharse de sus logros. La muerte del electrónico, su padre biológico aceptó ser entrevistado, aunque no sin cierto recelo, dijo que no creía que su historia fuera tan interesante como para merecer contarla. Con los ojos arrugados y prácticamente calvo, Jandali guarda un parecido físico con Jobs. su madre biológica aceptó finalmente que fuera adoptado por Paul Jobs, quien había dejado sus estudios y se convirtió en maquinista, y Clara Jobs, quien nunca se graduó de la universidad. Aunque Jobs reconoció que mantenía una relación con su madre y hermana biológicas, no habló públicamente de Jandali. Ya de adulto, Jobs encontró y contactó a Joanne Simpson y entabló una relación con ella así como con Mona.
Su religión Budista, lo inspiró en la manzana mordida, que puede significar la recuperación del Paraíso Perdido, de la Paz y Felicidad del ser humano, ó tal vez la apertura de la caja de pandora que dará rienda a todas las perversidades del ser humano, es la incógnita que se verá resuelta en el futuro. Entre los antiguos mitos budistas figura un paraíso perdido, conocido como Chang Shambhala, la fuente de la sabiduría eterna donde vivían seres inmortales en armonía perfecta con la naturaleza y el universo. En la India, oculto entre los Himalayas, se llama Kalapa, mientras que la tradición china lo ubica en los montes Kun Lun. Asimismo, en la antigua Rusia se hablaba de la legendaria Bielovodye, la Tierra de las Aguas Blancas, donde vivían santos ermitaños de inmensa sabiduría. James Hilton, en su novela Horizontes Perdidos, recreó el mito y lo llamó Shangri-La.
Ahora Steve, no pudo liberarse del, los designios del Arcano. Apple ha perdido a un visionario y a un genio creativo. El mundo ha perdido a un ser humano excepcional. DESCANZA EN PAZ INMERSO EN LA INCONMENSURABLE FELICIDAD DEL UNICO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: