A LOS 50 AÑOS DE ABOGADO

TOQUE DEL SILENCIO Y UNA LÁGRIMA FURTIVA.

Para los doctores: Placido Choque Medina, francisco Lucio Alarcón, Calisaya, Ernesto Arcilla, Oswaldo Granda Romero, juan Velásquez,  Miguel Fernández, Jaime Neira Cruz, Amílcar Otazú Gallegos, Jaime Valencia, Héctor Cayllaux, Fredy Arias Velarde,  Javier de Taboada y Vizcarra y quien sabe mas, con las disculpas del caso a los compañeros de letras que no   figura su nombre,  y falta de comunicación,  pero el sonoro toque del clarín,  de este postrer homenaje, también será escuchado por ellos.

Se cumplieron nuestras aspiraciones y es así como ingresamos a la facultad de Letras, pletóricos de entusiasmo para seguir una carrera profesional. Todavía esta fresca en nuestras mentes la natural algarabía por el acontecimiento, la rasurada de pelo, las boinas de azules, el baile de bienvenida del cachimbo, que la bondad de nuestro Rector Isaías Mendoza del Solar nos brindo y así una que otra palomillada, siguiendo el curso de los años, en que tuvimos que separarnos, conforme a nuestros deseos y aspiraciones. Un grupo para conseguir un título de Letras, en que se incluía la pedagogía (profesorado) y otro grupo para conseguir la carrera de Abogado, después de un arduo batallar de casi nueve años.  Las maestrías y los doctorados, casi no existían.

Las Leyes Supremas, determinaron que con ese idealismo de aquellos tiempos de inocencia, sin la violencia despiadada, en la que ahora esta inmersa nuestra sociedad, en vilo y sin esperanzas, con el flagelo del narcotráfico y muertes violentas, saliéramos a la palestra de la Justicia, con la venda en los ojos, pensando que nos enfrentaríamos a una sociedad corregible, teniendo en cuenta el Juramento que efectuamos en el Paraninfo Universitario de la UNSA, de DEFENDER SIEMPRE CAUSAS JUSTAS, “ÖRABUS JUSTUS CAUSAS MELLIUS’’   Pero de ese tiempo de romanticismo del derecho,  del vino tino tinto y del tranvía ha cambiado definitivamente, y en cierta modo, este año que cumplimos 50 años, personalmente me siento que mis ideales y aspiraciones, se han evaporado en el océano de la corrupción y mediocridad profesional, por que nuestro Lema fue el derecho a la Libertad, no al libertinaje. “DESAPRUEBO LO QUE DICES, PERO DEFENDERIA HASTA LA MUERTE TU DERECHO A DECIRLA”, 

El tiempo les ganó la partida a mis colegas que nombro en el encabezamiento. Pero como no derramar una furtiva lagrima por Plácido Choque, mi compañero inseparable y como dicen los militares, mi Camacho en nuestra Estadía en los EE.UU adonde mi promoción fue premiada con un viaje a ese gran País por la comisión Fullbrite. Y a nuestros esfuerzos que unidos trajimos a la Orquesta de Lima de Lucho Macedo y su bella vocalista Nina Panchano, con la consigna del Dr. Núñez Borja de consumir una gota de licor.  El primero que partió fue  Dr. Calisaya, él se sentía delicado de salud desde el inicio del viaje, no quería comer y me obsequiaba su ración en el cuatrimotor, El Dr. Ercilla, con el optimismo siempre al tope y polémico por excelencia, el Dr. Otazu Gallegos, nuestro “sambito del alma”, se esmero al extremo por mantenernos unidos y asistió a todas las reuniones de simpática camaradería. Le hice “IN MEMORIAN”.  EN EL DIARIO AREQUIPA AL DIA”, que felizmente lo publicaron, El Doctor y Profesor Jaimito Neira Cruz, mi compañero de estudios desde la Primaria en Chivay, hizo una gran labor educativa en el Departamento de Puno: El doctor Héctor Caillauz, compañero de promoción y excelente Abogado, estuvo en nuestra compañía hasta el pasado año, sin presagiar que lo alcanzaría el destino, efectuó varias publicaciones. El Doctor Oswaldo Granda Montoya, partió a la ciudad capital en donde ocupó altos cargos en la Administración Pública. El doctor Jaime Valencia, profesional ejemplar, padre de familia patriarcal, de encomiable bondad para los suyos,  sus colegas y en general, ejerció con mucha eficiencia este delicado cargo de decanato del Colegio de Abogados;  después de un largo tratamiento, retornó de la localidad de Lima, llegando a esta ciudad, su tierra del alma hizo una publicación homenajeando al mejor lugar del Mundo, como él consideraba a Arequipa, la tierra criolla del charango, del Yaraví y del rocoto relleno y el sin igual Misti, presagiando su partida. El doctor Miguelito Fernández, partió al Departamento de Amazonas en donde fue muy estimado en  Bagua Chica, por que fue ejemplar abogado y magistrado intachable. Fue muy sentido su deceso por su comportamiento altamente humanitario. Y recientemente, con la dolorosa sorpresa de no encontrar en su escritorio al Dr. Javier de Taboada, lo gano la partida ejerció el Notariado en una forma de singular carisma con las personas que requerían sus servicios, sin distinción de clases sociales, llenaban tu Oficina, vacía de amor para esa clientela pobre que ya nunca te encontrará.      

En los avatares de la vida, que continua con el ciclo inexorable , que la marca de la ruleta del destino, se presentan situaciones tristes, que interior ó exteriormente nos permiten derramar una lágrima furtiva, por nuestros colegas fallecidos y  por esos dignísimos catedráticos, que nos marcaron el rumbo de honestidad incomparable de cuyo comportamiento, nuestros hijos, si tienen la oportunidad este artículo, se sentirán orgullosos y tal vez, levantando la cabeza al cielo, den gracias al Supremo con una oración, por nuestro comportamiento y los sabios catedráticos que tuvimos, Los doctores: Miranda. Morriberon, Polar Ugarteche, Nuñez Borja. Suarez Galdos, Reynoso. Rodriguez. Ballon. Díaz Valverde, Lozada Tamayo, Jorge Vásquez Salas “El Conde” papá de Renato, nuestro Compañero de promoción, brillante profesional especializado en Derecho Internacional Público y Privado, Diplomático y amigo a cata cabal.   

Anecdóticamente, tuve la oportunidad de asistir al funeral de un Teniente de la Policía, abatido por las balas homicidas de la acción violenta que vivió el País, en la época del terrorismo,  por haber sido comisionado para esta dolorosa misión. Este héroe anónimo de la patria, no tenía parientes en Lima y solo asistieron como ocho persona entre personal de Policía y familiares, y un solo músico, un solo  trompetista, correctamente uniformado, quien retumbo el cementerio con el toque de silencio, conocido como TAPS, cuya música la encontró el padre en los bolsillos del hijo muerto en la guerra civil, en Virginia. Cumplida la comisión y dar cuenta, un señor Coronel me hizo el comentario, estamos en guerra, y esas  son tumbas frías. 

Por eso,  en esta salutación a nuestros compañeros de promoción, nosotros que tenemos la dicha y el favor Divino de ver la luz de un nuevo día y hacer remembranza de ellos, cumplidos 50 años de abogados, tratando de que se cumpla la brega de conseguir justicia, te damos  Gracias Dios lleno de Fe y de esperanza, gracias por permitirme ver una vez más la luz del Sol, por contemplar tu hermosa creación una vez más, Señor que se haga  tu voluntad y encamines a los hacedores de la Justicia Terrena  por el camino correcto de la equidad y honradez,  gracias Padre , y bendice a los  buenos abogados y magistrados que lo hacen, que por algo tienen la imagen del Cristo Crucificado en sus pupitres,  te pedimos  que luz admirable de bondad y Justicia llegue hasta cada uno de sus  corazones, Mi agradecimiento especial a los colegas César Jasahui, Rafael cervantes, Juan Lazo Angulo que han colaborado con su valioso aporte.   

Ronald V. Ampuero B.

ABOGADO Mat 1023

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: