GRINGASHO Y LA PRENSA

COMO LO HAN ENDIOSADO A ALEXANDER (GRINGACHO),
Estos miserables periodistas, como utilizan la prensa utilizando y explotando el morbo, con fines de rating, y otros indudablemente malévolos, para endiociar a personajes siniestros, esto es un crimen contra la formación de la niñez, muchos juegan ahora, a ser gringachos, y la juventud, cuyo afán de , es natural. De seguro, que ahora aparecerán cientos de gringachos y aún co0n mas ferocidad. Los paganos, los pobres y la clase media, que tienen que pagar las consecuencias. El día de ayer, parado frente a un escaparate de venta de revistas otros, no había un solo periódico y revista, que no se ocuparan de este tema, que indudablemente, es un estigma y desacredito para la sociedad Peruana. La que ante el peligro inminente de la seguridad y la de su familia, la ciudadanía que está tomando la decisión, como reacción y autodefensa. De hacerse justicia por sus manos. Esto refleja una convicción de mucha confianza en sí mismos y la certeza de que ellos tienen que convertirse en los dueños de sus destinos, y no estar sujetos al domino ni de delincuentes violentos ni de autoridades ineficaces. Es concebible, que diecisiete peruanos asesinados por el tristemente célebre Gringacho, sea condenado a SIETE AÑOS DE REHABILITACIÓN, el centro correccional de Maranga, ¿vale decir que la vida de un ser humano, en este País, si hacemos la división respectiva vale menos de un año de rehabilitación? Cuantos hogares destruidos, cuántos hijos en la orfandad aparte del dolor irreparable de los familiares Estas son las consecuencias indubitables de un Congreso y jueces ineptos QUE NO VALORAN PARA NADA, LA VIDA DE UN SER HUMANO. Hasta ese punto, todo apunta a una rebelión cívica a favor del orden y la paz. Pero las experiencias históricas en materia de auto organización nos indican que las cosas no terminan ahí, sino que tienden a profundizarse y extenderse a otros ámbitos de la vida de la sociedad. Es decir, que una vez que la ciudadanía empieza a ejercitar el poder al margen del Estado, el gusto tiende a expandirse a otras áreas de la vida y la economía. Cuando esto sucede, empieza a replantearse presupuestos básicos del orden social. De imitación
El afán de imitación de la Juventud y de la niñez, para seguir el ejemplo de la matonería de estas bestias criminales, amparados en su minoría de edad, y el aprovechamiento de de la delincuencia adulta, es como la drogadicción. El adolescente apodado ‘Gringasho del Callao’ aceptó que asesinó a balazos a Henry Flores Vigo. La víctima había salido a defender a sus hijas quienes fueron ofendidas por los sobrinos del criminal. El joven de iniciales R.H.M. justificó su acto diciendo que Flores agredió a un familiar suyo. Cuenta que compró el revólver marca Taurus calibre 38 “juntando sus propinas” en julio del 2012. La adquisición la realizó en el mercado 105 de San Martín de Porres.
Existen otros jeringazos, ‘Gringas’, ‘Chato Kevin’, ‘Peluca’ y ‘Bacasha Junior’ son los sicarios juveniles más buscados. Se trata de Kevin Paredes (18), ‘Chato Kevin’; José Ávila (18), ‘Peluca’, y el menor de iniciales D.M.B.F. (15), ‘Bacasha Junior’. A los 14 años cometió su primer crimen: descuartizó a una joven con ocho meses de embarazo. A los 15 ya comenzaba a adquirir ‘fama’. La Policía trujillana lo conocía como el sicario juvenil más peligroso del país. Este es el temido ‘Gringasho’, quien se formó en medio de extorsiones, asaltos y asesinatos. Tuvo una verdadera escuela del crimen que pronto lo llevó a obtener el más preciado ‘galardón’ del hampa: ser el delincuente más buscado del Perú. Sin embargo, lo más preocupante es que ‘Gringasho’ no es el

Se trata de Kevin Paredes (18), ‘Chato Kevin’; José Ávila (18), ‘Peluca’, y el menor de iniciales D.M.B.F. (15), ‘Bacasha Junior’. Fuentes policiales informaron que ‘Chato Kevin’ es igual de sanguinario que ‘Gringasho’. Tiene 14 procesos judiciales, dos de ellos por homicidio. Él y ‘Peluca’ integran la peligrosa banda autodenominada ‘Los Pulpos’ que, en el norte del país, mantiene en zozobra, principalmente, a los transportistas. Este último tiene 19 procesos a nivel del Ministerio Público. Se le acusa de al menos dos asesinatos, aunque la Policía asegura que estaría implicado en más homicidios cometidos en el norte del país. El menor de todos estos asesinos a sueldo es ‘Bacasha Junior’, quien integra la banda ‘Los Malditos de El Triunfo’. Su peligrosidad se conoció cuando, el pasado 20 de julio, en presencia de numerosas personas, el quinceañero asesinó a balazos al SO PNP Pedro Gordillo. De acuerdo con las últimas informaciones de Inteligencia de la Policía Nacional, se supo que uno de los hampones que ayudó a fugar a ‘Gringasho’ de Maranguita fue su primo de iniciales J.M.R.V. (17), ‘Pelado Jerson’ Este no es menos peligroso que los otros adolescentes pues ya tiene tres asesinatos en su haber. Según los investigadores, sería él quien estaría ocultando al sicario juvenil más buscado del país.
Queda la interrogante en el tintero ¿Puede una sociedad democrática, vivir en el filo de la navaja, con la vida y la de sus familiares que pueden ser asecinados por estos menores, con la mayor impunidad? Esto ha motivado la reacción del Presidente Humala que ha exigido revisar legislación sobre delitos cometidos por menores de 18 años, centró sus declaraciones en un hecho policial –el caso ‘Gringas’ a quien calificó de miserable–, y exigió revisar la legislación vigente para permitir que personas menores de 18 años responsables de crímenes puedan ser recluidas en penales de alta seguridad. Ante la interrogante de dónde putoede ser ubicado el centro de ‘Maranguita’, el mandatario dijo: “Por mí que lo lleven a Challa palca”. Este sentir humanitario del Presidente, ante el peligro que corren sus gobernados, en forma irresponsable y estúpida, ha sido criticado por algunos medios de Prensa, tildándolas de torpes y ratonescas, QUE MISARABLES ESTOS PERIODISTAS.
“Me parece que tenemos que poner leyes más rígidas sobre este tema, y ese reto le toca al Congreso de la República y al Poder Judicial”, manifestó el Jefe del Estado, y dijo que ya es tiempo de evitar “que este tipo de delincuentes se amparen en tener menos de 18 años para seguir en ‘Maranguita’. Indicó que en el referido establecimiento correccional para menores no pueden cohabitar jóvenes de 14 o 15 años con otro de 17 años, “prontuariado por haber asesinado”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: