¿QUE PENA SE MERECEN ESTOS MALDITOS DE DIOS?

¿QUE PENA SE MERECEN ESTOS MALDECIDOS DE DIOS?
Una joven universitaria de 17 años, estudiante de contabilidad, fue asesinada cruelmente por un grupo de delincuentes, que a bordo de una moto taxi intentaron violarla, pero al poner resistencia la degollaron. El hecho ocurrió en un pasaje, a la espalda del colegio Juan XXIII, a la altura de la cuadra 12 de la avenida La Marina, en San Miguel.
Según contaron sus dolidos padres, la muchacha regresaba de una biblioteca a donde había ido a estudiar sus cursos de la Universidad Nacional del Callao y de la San Marcos, a la que recién había ingresado en el mes de marzo.
La madre de la menor, al saber de la noticia, desesperada llegó hasta el lugar donde su hija cayó sin vida en la madrugada y se niega a moverse del sitio Se encuentra al borde de la locura, mientras llora la muerte de la adolescente. Las cámaras de seguridad del colegio mostraron la supuesta moto taxi en la que se encontraban los delincuentes que dieron muerte a la inocente víctima.
Esta Jovencita, era casi una niña; salió de su domicilio, pletórica de entusiasmo y de esperanzas, tal vez fijaba sus pensamientos, en su novio, en sus estudios, en el futuro, en sus sueños de ilusiones y de esperanzas. Recibió el beso cariñoso de despedida de sus padres. Estudiaba en la Universidad, sin imaginarse que más allá la esperaba la maldita guadaña de la muerte por desalmados monstruos, que circulaban en un motocarro, probablemente drogados.
Sin piedad y a golpe limpio, la introdujeron y dieron suelta a sus infames instintos. Después de ejecutar el más vil e los actos, la violación, o tentativa, y al poner resistencia, la degollaron sin piedad, arrojándola a la vía publica. ¿Cómo se encuentran los familiares?, la pobre madre, se niega a abandonar el fúnebre lugar donde sucedieron los hechos es inenarrable el dolor que siente, está casi al borde de perder la razón. Los familiares, sienten el luto en el alma y no hallan el motivo o justificación del porque
¿Podemos seguir subsistiendo en una sociedad, democráticamente organizada, en estas circunstancias? en donde los valores humanos no tienen ningún significado. Si estas bestias han cometido tan horrendo asesinato, tal vez por descuido de los padres, e indolencia de esta sociedad, no queda otro remedio que adoptar medidas extremas, en contra de los padres y de la misma organización del Estado que tiene que ver con la formación de la niñez y juventud.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: