INSOLITO CASO CINCO MESES DE PRISION POR TOCAR NALGAS A MUJER

INSOLITO
Cuando la Justicia se quita la venda de los ojos y actúa al compás de la política o por cuidar una falsa imagen u otros intereses, deja de ser justicia, Insólito, en Arequipa. William Farfán Ojeda, investigado por tocar la nalga de una mujer embarazada, fue internado en el penal de varones de Socaba ya por un periodo preventivo de 5 meses. La decisión fue sustentada por el titular del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria, José Málaga.
El magistrado fundamentó su fallo en el pedido del titular de la Segunda Fiscalía Provincial Penal, Rubén Núñez Soto. Este argumentó que Farfán junto a otra persona tocaron a la mujer con ocho meses de gestación la noche del 4 de marzo en la calle Tristán (Cercado). Ambos aprovecharon su condición física. Parece sumamente exagerada y no hay proporcionalidad, con el daño en esta condena. Disque el sentenciado cometió el delito contra el Pudor.
Llama la atención que este insólito fallo se pronuncie, justamente cuando se celebra el día internacional de la mujer. Otro es el caso de un Tribunal Supremo Español que ha condenado a diez meses de prisión a un sargento del Ejército de Tierra por dos delitos de «insulto a un superior» cometidos con actos como «realizar un movimiento de abajo hacia arriba tocándole los glúteos» a una capitana como modo de provocación y falta de respeto. Aquí se Juzga una actitud disciplinaria grave, intolerable en un instituto jerárquicamente organizado. Los hechos probados demuestran que en la tarde del 5 de abril de 2011 la capitana estaba sentada con un grupo de oficiales, entre ellos su marido, teniente del ejército, en una terraza de un café de Ceuta.
La reunión se produjo después de que ella mantuviera un tenso encuentro en otro bar de la ciudad con el sargento condenado, quien la había reconocido como la oficial que había instruido contra él otro expediente por falta grave, relata también la sentencia. El sargento, Rafael C.A., que conocía la identidad y rango de la oficial, se encaminó al segundo establecimiento al conocer que allí estaba la capitana con otros oficiales y aprovechó el momento en que ella pedía unos cafés desde la puerta exterior del bar -al que no podía entrar por estar fumando- inclinándose hacia el interior del mismo, para abordarla con los citados tocamientos.
En el caso de delito contra el pudor, que se comenta, existe un grave riesgo de chantaje o extorción en el que pueden incurrir las damas, ya sea por el bastardo interés de obtener lucro ilícito, o por venganza. Dentro la curricula universitaria de los estudiantes de derecho, debería exigirsles el internamiento en un centro pnitenciario, por un mes, aquellos que eligen la especialidad penal, para conocer la realidad en el que opera la justicia y no tratar de solucionar los conflictos humanos con el internamiento en las cárceles mal llamadas centros de rehabilitación.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: