A PROPORITO DE SEMANA SANTA BARRABAS Y LA JUSTICIA

BARRABAS Y LA JUSTICIA. A PROPOSITO DE LA SEMANA SANTA

 

Barrabás  personaje citado en el Nuevo probablemente hijo del Maestro del Padre, concretamente en relación con el proceso de Jesús ante Poncio Pilato. Según Marcos y Lucas, estaba encarcelado por haber participado en un motín en el que se había cometido un homicidio (Mc 15,7; Lc 23,19); Juan indica que era un bandolero (Jn 18, 409. En lo más profundo del pensamiento del Gobernador, que representaba a Roma, para aquellos tiempos el imperio más civilizado, queriendo limpiar su conciencia, saco una de las cartas  de dentro de su manga y dijo a la muchedumbre, ¿ A Cual de los dos quereis que os suelte? Y ellos dijeron a Barrabas. Pilato les dijo: ¿Qué pues haré de Jesús, llamado Cristo?, a quien no hallaba culpa alguna. Todos le dijeron; ¡Sea Crucificado!

Esta decisión que el pueblo tomó en el pasado, hoy continúa siendo tomada a cada instante por cada uno de los jueces, políticos, congresistas y nosotros. Mis decisiones constantes, siempre le dan libertad a uno y prisión al otro. La cuestión es saber quién es quién.
El Señor Jesús es la verdad y la justicia.
Barrabás representa el robo, el engaño, la mentira. La coima, el narcotráfico y todo cuanto están arrastrando a nuestra cultura al abismo

Cuando Herodes se negó a condenar a Jesús y lo remitió de nuevo a Pilato, el gobernador romano quedó chasqueado. Había creído escapar a la responsabilidad de decidir en el caso más embarazoso de su experiencia como juez. “Entonces Pilato, convocando a los principales sacerdotes, a los gobernantes y al pueblo, les dijo: -Me habéis presentado a este como un hombre que perturba al pueblo; pero, habiéndolo interrogado yo delante de vosotros, no he hallado en él delito alguno de aquellos de que lo acusáis. Ni tampoco Herodes, porque os remití a él. Nada digno de muerte ha hecho este hombre, así que lo soltaré después de castigarlo” (Luca. 23:13-16.

Una justicia interesada, muy alejada del espíritu Cristiano y del Maestro, o eso es como estamos. La sugerencia que hizo Pilato para satisfacer las demandas de la turba, de castigar a quien había declarado inocente, era por demás vil y cobarde. “La propuesta de azotar al prisionero fue el segundo de los subterfugios criminales y cobardes mediante los cuales Pilato procuraba satisfacer su conciencia y las demandas de la turba a un tiempo… La injusticia de esa monstruosa propuesta era del carácter más execrable. Si Jesús era culpable, debió haber sido castigado; si era inocente, debió haber sido inmediatamente puesto en libertad y se lo debió haber protegido de los ataques de los judíos” (“Te Trial of Jesus“, Chandler, vol. 2, p. 129 y 130). Si Jesús era culpable de los crímenes de los que se lo acusaba, la mera flagelación no habría sido suficiente castigo; pero si era inocente, tal como acababa de declararlo el juez, cualquier castigo sería totalmente injusto-

Nuestra justicia ha avanzado hacia adelante, pienso que no, se ha envilecido más, ESE ES EL GRAN MAL DE LA HUMANIDAD,

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: